Videos y fundamentos de baloncesto

art 3. TRABAJO EN EQUIPO POR LUIS MONTES BRAVO “PIACHE LOCO”

El “Team Work” – ¡Una tarea nada fácil!

 

Qué difícil es poner de acuerdo a un grupo de personas y más aún, que “todos” esten contentos con la gestión. Si a veces es difícil que se pongan de acuerdo los integrantes de una familia (papá, mamá e hijo) en cosas totalmente cotidianas (¿A dónde vamos a comer? – por ejemplo), que difícil puede ser poner a funcionar a un grupo de personas “desconocidas” y hacerlas funcionar como un “Team Work”.

La palabra “Team Work”, se ha hecho muy popular en la mayoría a través de los deportes. De ahí viene el concepto de “Trabajo en Equipo”, lo cual puede ser muy distinto a “Equipo de Trabajo”.

Un “Equipo de Trabajo” es juntar a un grupo de personas con un perfil dado para que realicen una tarea en promoción a un objetivo estipulado. En cambio, un “Trabajo de Equipo”, se relaciona a ese mismo grupo de personas realizando una tarea en promoción a un objetivo común. Sin embargo, lo que encierra el término de “Team Work” va un poco más allá. Es ese grupo “ideal” (quizás utópico) de individuos que juntos trabajan en pro de una meta común, realizando las tareas asignadas de una forma eficaz y eficiente, donde cada uno de los participantes comparten responsabilidades y se complementan en la realización de las mismas, toleran y superan los obstáculos, y en conjunto buscan el logro de los objetivos bajo un concepto de calidad y satisfacción que los lleve a la meta propuesta.

“Team Work” implica compromiso. La presencia de “puras estrellas” no es garantía de un buen funcionamiento. Es necesario que exista liderazgo, armonía, responsabilidad, creatividad, voluntad, organización y cooperación entre cada uno de los miembros. Requiere de una organización, de un liderazgo y de un grupo el cual este unido bajo los mismos principios: equidad, solidaridad, colaboración, apoyo, comunicación y sobretodo, respeto.

El éxito de cualquier organización (sea una familia, una empresa o un equipo deportivo) depende de la compenetración, comunicación y compromiso que pueda existir entre sus integrantes. De ahí que reflexionando con lo de atrás, viene la interrogante: ¿Qué difícil es formar un “Team Work”? -Difícil pero no imposible.

Revisando bibliografía referente al tema, se resalta en toda ella la importancia de la relación que debe existir entre los líderes y el grupo en general. De ahí, que para la formación de ese ansiado “Team Work” se sugieren ciertos pasos:

 

1. Cuando se va a organizar un equipo de trabajo debe planificarse sobre varias premisas: Escoger un Líder “idóneo”, Escoger un grupo basado en un perfil “idóneo” para la tarea requerida, Crear pautas del Trabajo en Conjunto (formal e informal), Establecer claramente lo que se espera de cada uno de los participantes, Establecer claramente los objetivos y metas del equipo, Establecer los principios y valores del equipo y la organización, Establecer las normas de funcionamiento del equipo y de la organización, dejar claras las reglas de Comunicación (vertical y Horizontal) que se daran en funcionamiento de ese equipo.

2. Se debe dejar claro y entendido el significado que para el equipo y la organización significan las palabras: Delegar, Equidad, Responsabilidad, Honestidad, Cooperación, Solidaridad, Respeto.

3. Se debe realizar el “Reclutamiento y Selección” de los Integrantes “Idóneos” basado en sus capacidades técnicas, en sus atributos personales, en sus potenciales, pero sobretodo, en sus realidades.

4. Se debe dar a cada quien el status que le corresponde de manera precisa y clara. Dígales lo que se espera de quien y comprométalos con los objetivos y metas del equipo.

5. Arme un equipo balanceado y que se complemente. Desde el primer día promueva el “trabajo en equipo”.

6. El equipo ya formado debe y tiene la obligación de “crearse” desde un principio unas expectativas acorde a sus realidades.

7. Los líderes y la organización deben fomentar un clima y ambiente de trabajo favorable.

8. Se debe permitir que los integrantes del equipo participen. Que comenten su punto de vista, que manifiesten su compromiso y capacidad para cumplir con las tareas asignadas. Promover la cooperación para el cumplimiento de las tareas.

9. Se debe fomentar el pensamiento y la acción estratégica. Permita que todas las personas hagan propuestas. Adáptense y sean abiertos al cambio. Que todos participen y establezcan compromiso para solventar los obstáculos. Que todos propongan soluciones. No permita que el modelo de liderazgo y el funcionamiento del equipo caiga en “parálisis” o “Modelos Rígidos”. Esto lo que lleva es al fracaso.

10. Lleve a la práctica los planes. Ejecute lo propuesto.

11. Evalúe resultados y comunique los mismos. Compártalos con el equipo. Que todos fomenten la consolidación de fortalezas y corrección de “debilidades”.

12. Que nunca se olvide la palabra “Mágica”: RESPETO.

 

Ejemplos de “Team Work” exitosos existen, y muchos. Rapidito en mi memoria: Holanda del 78 en futbol (La Naranja Mecánica), los Cincinnati Reds (La Maquinaria Roja), los Piratas de Pittsburg (el “We are family” de Willie Stargel y sus “chicos”), los “renegados e irreverentes” Atléticos de Oakland en los 70 (Rollie Fingers, Cat Fish Hunter, Reggie Jackson y compañía), los Chicago Bulls de MJ (el líder por excelencia), los Tiburones de la Guaira de los 60-70 y después con la “Guerrilla”, el Magallanes y Caracas durante varias etapas de su carrera (la epoca de Jim Holt, Darwin, Dave Parker, Gustavo Gil, Dámaso Blanco, Carlos García, Oscar Henriquez “Manacho”, Baudilio, Armas, Obregon, Davalillo, César Tovar, Vizquel y muchos otros que marcaron pauta), la selección de USA 92 (“Dream Team”), nuestros “Héroes de Portland”, etc. De ejemplos hay muchos. Cabe destacar una pregunta para la reflexión: ¿Qué factor hizo que esos equipos funcionaran y fueran exitosos?

Para finalizar, la cara opuesta. Que hace que no funcione un equipo. Aquí algunos factores:

- No existe un clima agradable de trabajo

- Se planifica incorrectamente

- No se da la confianza mutua

- Los involucrados no se sienten parte del grupo

- Existe negatividad y egoísmo en el grupo

- Los miembros están desmotivados y no son perseverantes

- Los objetivos a cumplir no están claros – las metas por lo tanto, “difusas” para ser logradas

 

Un caso que llega a mi mente: Los Angeles Lakers del 2004. Equipo ya campeón, “plagado” de estrellas y que decidió contartar a Gary Payton y Karl Malone. Esos fueron unos Lakers que “colapsaron”. La temporada 2004-05 fue un año duro, ganaron sólo 34 partidos y perdieron en los playoffs. El entrenador Phil Jackson renunció abruptamente como entrenador en jefe al terminar la temporada. Shaquille O’Neal se fue a Miami Heat, Gary Payton fue cambiado, Karl Malone se quedó “sin firmar” y luego se retiró, Kobe Bryant fue llamado por “Mr. Jackson” el “uncoachable” debido a sus aires de “estrella”, los conflictos internos y al hecho simple de que “no hacía caso”.

Después de esa tormenta, vino la calma. Jackson y Bryant se “arreglarían” y estarían seis temporadas antes de que Jackson se retirara en el 2011. De ahí, tres Finales NBA y dos campeonatos (¿Le ayudarían a Jackson el hecho de ser psicólogo de profesión y la publicación de su libro: “The Last Season: A Team in Search of Its Soul”). Por otro lado, O’Neal y Payton, junto a Dwyane Wade y los “chicos” del Heat terminaron campeones en el 2006.

Dedíco este trabajo a nuestros entrenadores, nuestros jugadores, a las organizaciones, a sus directivos, pero sobretodo, a la principal organización que existe: La Familia.

 

Agradecido por la atención prestada y siempre con la esperanza de que esta información llegue y que pueda ser útil. Que Dios los bendiga

 

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

 

— required *

— required *