Videos y fundamentos de baloncesto

art.5 PROCESOS DE BLOQUEO EMOCIONAL EN BALONCESTO POR ELIS MARRUFO

Hay una máxima que expone que la peor decisión es la que no se toma y la peor jugada la que no se hace… es la predica de muchos entrenadores conservadores… etiquetados algunos como vieja escuela.

Lo sabemos de miles de experiencias, tanto propias como ajenas, por ejemplo cuando vamos a una convocatoria para una selección, cuando nos toca el balón y se espera una jugada ganadora, cuando el atleta va a ser evaluado para un contrato profesional y muchas otras de gran tensión emocional.

A veces en ejercicios de apoyo a jugadores que solicitan consejo, se presentan al menos tres diferentes tipos de bloqueos y aunque, normalmente como terapeuta, me enfoco en las soluciones, las cosas se facilitan en la medida que conozcamos cuál es el origen de la parálisis para aplicar la solución más adecuada.

Suele suceder en circunstancias de presión que nos encontramos con el balón en las manos y el equipo necesita desesperadamente incrementar sus puntos y no hayamos que decidir,mentalmente paralizados, sin saber qué o cómo lograr la jugada, driblando sin saber para donde, angustiados por la posibilidad de arruinar los sentimientos del coach, de los compañeros o del público. Buscamo sdesesperada ayuda y todo el mundo desaparece o están marcados. Estos son los tres tipos de parálisis más frecuentes:

1. Cuando sencillamente no sabemos qué hacer.

Quizá hemos estado trabajando en lo mismo mucho tiempo, o nunca nos hemos detenido a plantearnos otras alternativas u opciones tácticas; y, de repente, nos encontramos con que la situación ha cambiado, que el equipo que enfrentamos defiende tan bien que no permite espacio para desarrollar lo que con tanta pasión hemos practicado,que nos vemos obligados a resolver con jugadas nunca previstas en el esquema del equipo, o peor no entendemos las instrucciones del DT o ni tenemos ni la menor idea de que hacer y el reloj implacablemente… avanzando.

Cuentan de Kobe Bryant que cuando él ve a alguien que no conoce y que sabe se va a integrar a su equipo. No le presta la mínima atención y en algún momento de la práctica, del día o de la semana o del mes él, sorpresivamente aborda al extraño y le pregunta: “Dime tus tres jugadas para liquidar un juego con 10 Seg. si te dan la bola: ¿Qué haces? ¿Si te sobremarcan? ¿Tienes suficiente dribble para escapar y lograr la victoria? ”Y no deja insistentemente de acotarle al final de las prácticas: “Para ser un ganador en este equipo necesitas mínimo 3 movimientos de alta velocidad, si no los tienes olvídate de jugar conmigo, eres un perdedor, adiós.”

Kobe pide tres jugadas, tal vez muchos de nosotros ni remotamente nunca, jamás,nos lo habíamos planteado. Les recomiendo que lo hagan, cuando logren diseñar esas tres alternativas, es relajante saber que los equipos siempre eligen a los jugadores que saben resolver y estar siempre listos para ayudar al juego, de hecho, vale recordar que de ese modo algunos veteranos forjan el carácter de los novatos, Kevin Garnett es tan duro con los chicos que algunos como Glen Davis cuando recién incorporado a los Boston Celtics terminaban llorando luego de duras prácticas. Ponerle la cosa difícil a los “rookies” los obliga a desarrollar la creatividad, la paciencia y la fortaleza mental, pero si exageramos el impacto, también podemos generarle traumas y complicar el desempeño del futuro profesional en situaciones complejas. Es una larga batalla así que ampliemos nuestro arsenal al máximo sin restricciones. Michael Jordan alega: “Quien dice que juega al límite es porque admite que lo tiene”. El entrenador debe dosificar los entrenamientos y ese tipo de mensajes en favor del trabajo en equipo.

RECOMENDACIONES: Si te identificas con esas circunstancias, lo que necesitas es trabajo de revisión interna con visión estratégica. Párate a pensar quién eres, qué quieres, qué necesitas, porque te eligen, qué esperan de ti, que te gusta, que debes mejorar, que clase de trato mereces, cuáles son tus talentos, tus aportes tanto en defensa como en ofensiva. Esto a veces parece fácil, pero sabemos que en la práctica a veces como cuesta que sea entendido.

En mis terapias, muchas veces ya en la primera sesión con unas cuantas preguntas, escarbando un poco, sale todo; y los jugadores quedan asombrados porque descubren que, en el fondo, sí sabían lo que querían, solo que no tuvieran una manera de hacerlo funcionar, o… que la diferencia con un NBA un ACB o la NCAA no es tan estratosférica como pareciera señalarlo la televisión.

2. Factores de Miedo e inseguridad

Son innumerables los casos en que los entrenadores y atletas tienen claro (más o menos) lo que quieren y lo que son capaces de hacer, pero no se atreven a dar el paso por miedo. Miedo de todo tipo: a fracasar, a equivocarse, a las críticas, a no estar a la altura, al ridículo, a los fanáticos, a la familia, a las lesiones, a los compañeros de equipo, al rival, al entrenador,etc. Lo primero que se tiene que tener claro, aunque suene duro, es que el miedo nunca desaparecerá, pero si puede perfectamente ser transformado y convertido en impulso competitivo. Empezamos con unos miedos, terminamos con otros e incluso aparecen fantasmas y combinaciones, pero saben que… nuestra mente así como los crea, igual puede disolverlos. La terapia específica de fortalecimiento da para eso y mucho más.

Tenemos que acostúmbranos a sentir miedo y seguir adelante a pesar de él. Ese es el único método. Si paralizamos las jugadas hasta que se esfume el miedo, vamos a estar esperando indefinidamente…y a lo mejor el tiempo no nos alcance.

En el caso de los Tiros Libres, donde se ganan y pierden los grandes partidos, la memoria muscular tiene un papel primordial y la adrenalina nos juega terribles pasadas al punto de paralizar los impulsos nerviosos y la transmisión de las órdenes ejecutoras de los movimientos. Claro, podemos tratar de minimizar el efecto del miedo. El método más confiable para controlar el temor es tener alternativas en ofensiva como en defensiva, un plan B por si acaso, lo que está planteado, no funciona o es anticipado por los rivales. Eso genera tranquilidad y la paciencia para segundos y terceros intentos. Algunos atletas, sin embargo, prefieren lanzarse sin mirar atrás y no considerar más opciones, quemar los puentes, ojo, la valentía siempre será aplaudida más la torpeza no, ejemplo si mido 1,80m intentar superar a un defensor de 2,10m bajo el aro, de tú a tú, cuerpo a cuerpo no representa ninguna hazaña, sino todo lo contrario.

Otra opción que nos puede ayudar es profundizar honestamente en lo que nos da miedo, ejemplo; lanzar de tres, driblar de costa a costa, clavar la bola, asumir la bola en el último segundo, liderar un quiebre rápido, hacer pases largos, driblar con la mano izquierda. El temor al ridículo es uno de los principales pasaportes al fracaso. Debemos analizar lo peor que podría pasarnos. Para darnos cuenta de que, en muchísimos casos, lo máximo que podría pasar no es tan malo o que los demás seguro lo comprenderán mucho mejor de lo que nos imaginamos.

RECOMENDACIONES: Quienes sientan como si esta fuera su situación, es esencialel fortalecimiento de las habilidades, el manejo de los fundamentos y sobretodo la mejor condición física posible. Porque cuando la habilidad no es suficiente, es normal estar asustado, ese temor es capaz de hacernos perder la pelota, pero cuando visualizamos, practicamos, sentimos, imaginamos cómo sería y tenemos en mente qué es exactamente lo que queremos, se reduce la incertidumbre, fluyen las fintas, conseguimos a los compañeros, robamos algunas bolas, incluso nos atrevemos a intentar dar bloqueos  y lanzar de tres. Es decir se controla el miedo (insisto, no desaparece) y, lo más importante, sabemos por dónde atacar.

Para mejorar la efectividad en tiros libres hay un ejercicio que puede reforzar la memoria muscular de algunos atletas, lo llamamos Tres y Uno: Tres lanzamientos con los ojos abiertos y el cuarto con los ojos cerrados, debemos llevar un registro y cuando logremos un 50% de efectividad en los tiros con los ojos cerrados, automáticamente se incrementa mucho más la precisión en los restantes intentos normales, eso significa que el miedo se ha reducido significativamente –con la práctica-. La memoria muscular no cambia, es cómo conducir una bicicleta, lo que se altera es la confianza y esa depende de la repetición, una adecuada mecánica corporal y una actitud positiva.

3. De que te vale tener y tener si no sabes qué hacer con lo que tienes.

En este caso hay que empezar por reducir los modelos, ya es bastante con desarrollar nuestro propio estilo. Está muy bien tener referentes, inspiradores, pero para que nos sirva de impulso no de lastre, o paralizador al pensar que nunca podremos lograr todo lo que nuestro ídolo alcanzó. Ni caer en la trampa de idealizarnos mentalmente creyéndonos ser un híbrido con la elegancia de Michael Jordan, la velocidad de Allan Iverson, la vista de John Stockton, la puntería de Reggie Miller y la fuerza de Charles Barkley. Esto es algo muy frecuente, nada por qué preocuparse, salvo… que nos lleve a enloquecer o frustrarnos, nos puede pasar a todos cuando estamos ilusionados, imitando a alguna superestrella.

Una explicación contundente porque bajo presión muchos atletas no siguen las indicacionesy las tácticas de sus entrenadores, y en consecuencia se presentan errores algunos “infantiles” que terminan definiendo muchos partidos en contra, la aporta la Dra. Eugenia Resmini quien ha explicado a Efe que en estudio  basado en resonancias magnéticas a pacientes por el exceso de Cortisol (la hormona del estrés)-1era prueba aplicada a humanos-, finalmente los investigadores han descubierto que se había reducido la materia gris en la zona del hipocampo del cerebro, lo que provocaba las pérdidas de memoria.

RECOMENDACIONES: Lo importante ahora es parar y retroceder la película, por así decirlo, a considerar qué es lo que en realidad queremos, para no dejarnos llevar por todo lo que hemos visto,el video súper motivador, ni las ideas que nos inculcan, ni los gritos del entrenador. Una vez tengamos un guion preciso de lo que queremos y una meta, llega el momento de crear una estructura, una estrategia, un plan de trabajo, una asesoría especializada para que no nos saturemos de información, nos sometamos a peligrosas rutinas físicas y podamos finalmente enfocarnos en lo que nos va a dar resultados. Es la fórmula de los exitosos jugadores que a diario idolatramos en la televisión y que algunos su pasión los hace sacrificar parte de su alimentación para comprar una réplica de su jersey, aun ignorando todos los sacrificios que están ocultos debajo de la franela original, impregnada con el humano sudor de un cuerpo agotado de tanto dar lo mejor de sí.

¿En qué situación estás tú y qué rutinas utilizas para seguir adelante?

@PNL_Elis Marrufo – Coordinador Venezuela de la Red Mundial de Basketbol Educativo Mayo2013

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

 

— required *

— required *