Videos y fundamentos de baloncesto

LA PROPIOCEPCIÓN

La propiocepción (propia-percepción) es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, tendones y  articulaciones, ligamentos o huesos. Es la capacidad de percibirse con los ojos cerrados y de sentir la posición del cuerpo, el donde y el como está. La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio, sustentando la acción motora planificada. Actua sobre el equilibrio, la coordinación entre ambos lados del cuerpo, la alerta del sistema nervioso e influye en el desarrollo emocional y en el comportamiento como herramienta en el autocontrol.

 

La propicepción es un elemento importante a trabajar en la preparación física, en todo momento, para no caer en lesión, pero especialmente importante tras una lesión en la recuperación de la educación neuromuscular y neuroarticular. Ligamentos, tendones y la capsula artícular son portadores de mecanoreceptores que informan de la posición articular o del estiramiento de tendones y ligamentos y esta información se envia a la base del encéfalo obteniendo como resultado la reacción de estabilización dinámica y, por tanto, el equilibrio.

 

 

Las dos formas más comunes de trabajar la propiocepción es sobre superficies inestables o con los ojos cerrados. a partir de aquí la complicación de ejercicios puede llegar tan lejos como la inmaginación te permita.

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

 

— required *

— required *