Videos y fundamentos de baloncesto

AGILIDAD Y COGNICION POR VICTOR JIMENEZ

EL ENTRENAMIENTO DE LA AGILIDAD Y SU RELACIÓN CON LAS CAPACIDADES COGNITIVAS

 

            En la preparación física del baloncesto actual existe un gran volumen de entrenamiento centrado en la capacidad de salto y aterrizaje, así como en el cambio de dirección combinado con desplazamientos (tanto en defensa como en ataque). Aquí entra en juego el término “agilidad”, que aunque no goza de demasiado consenso, podríamos definir que un jugador es ágil cuando realiza de forma rápida y eficaz acciones que incluyan la iniciación de un movimiento corporal, un cambio de dirección y aceleraciones/desaceleraciones1. Sin embargo, aunque su entrenamiento se pueda realizar de forma aislada, a la hora de enfrentarnos al rival en competición, no tiene sentido separar la agilidad como componente meramente físico, de la velocidad de reacción y la toma de decisiones, así como de la precisión en la respuesta elegida en función del oponente o del balón. Por ello, haciendo referencia al término “reactive agility”, diremos que se ve influido por las siguientes capacidades del jugador2:

 

Gráfico

 

 

Si nuestro objetivo al entrenar en la preparación física es, por un lado, prevenir lesiones, y por otro, aumentar el rendimiento, debemos entrenar aquellas situaciones que se vayan a dar en la competición de la forma más específica posible. Aunque en determinados momentos podamos aislar la agilidad de su componente decisional y perceptivo (es decir, el cuadro de arriba sólo con su parte derecha), lo ideal es que cuanto más específico sea el entrenamiento, mejor preparados estaremos para el juego.

 

En primer lugar, para huir de las tan frecuentes lesiones de tobillo y rodilla, como es el caso de la lesión de ligamento cruzado anterior (LCA). Si entrenamos la agilidad incluyendo elementos de velocidad de reacción y de toma de decisiones, las cargas de fuerza que soportará la rodilla, serán el doble (al aumentar su rotación interna o externa) que si entrenamos la agilidad planeando los movimientos previamente3 o mediante carrera lineal sin cambios de dirección4. Esto es debido a que en los cortes realizados de forma rápida y en reacción al movimiento del adversario o del balón, al cuerpo no le da tiempo a ajustar la postura, a utilizar un apoyo previamente preparado, con lo que nuestro centro de gravedad y la colocación del bloque cadera-rodilla-tobillo se ve alterada3.

 

En segundo lugar, porque al analizar la agilidad de jugadores profesionales y amateur, en su versión puramente física y en la integrada (incluyendo ambos elementos, capacidades físicas y cognitivas), lo que diferencia a unos y otros no es la primera sino la segunda5,6. Es decir, al testear a jugadores en pruebas de agilidad, si no hay componente cognitivo de por medio, los jugadores profesionales y amateur muestran los mismos resultados. Debemos entonces entrenar la agilidad incluyendo el componente cognitivo para que nuestros jugadores no sólo sean ágiles y veloces en un circuito de postas (por ejemplo), sino que esa agilidad sea transferida a la competición.

 

Para entrar a la parte práctica del entrenamiento de la agilidad, tenemos a nuestra disposición herramientas de software de carácter específico, con las que podemos entrenar el componente cognitivo de forma aislada, que sirva como complemento a nuestro entrenamiento en cancha. Una de estas herramientas se propone en otro artículo de esta web:

 

http://www.bball4real.com/tienda/que-es-basketball-inteligym/

 

            El programa “Basketball InteliGym” nos permite mejorar en aspectos como la lectura del timing y el spacing, la visión periférica o la anticipación, tan necesarias para el desarrollo de la agilidad, como hemos leído más arriba. Este videojuego ha sido utilizado por multitud de profesionales de NBA y equipos en NCAA como Florida, Memphis, Kansas, Iowa, Georgia Tech, Kentucky7.

 

http://www.youtube.com/watch?v=XG4r7nv_LxA

 

Para entrenar la agilidad de forma integrada en el campo, disponemos de tareas como las que se detallan a continuación:

 

“AGILITY STAR”

 

 Agility star

En esta tarea, el jugador se coloca en el centro de la estrella. El entrenador o preparador físico numera las postas o conos y el jugador tiene que reaccionar de la forma más rápida posible yendo y viniendo a tocar el cono correspondiente en función del número que diga el técnico.

 

Detalles

-          Hay que presentar el estímulo cuando el jugador está en el centro de la estrella, o justo antes de llegar al mismo, para que no le dé tiempo a preparar su respuesta

-          No es necesario desplazarse siempre con pasos laterales defensivos, podemos incluir desplazamientos hacia delante y hacia detrás con frenadas, que también se presentan en el juego

-          No es necesario tocar el cono con la mano, sino simplemente ir y volver al centro con un gesto marcado de cambio de dirección

-          La calidad de trabajo en este tipo de tareas es la intensidad, que debe ser del 100%. Si no es así, poco o nada estaremos entrenando

 

Variantes para aumentar la complejidad

-          Incluir más conos

-          Utilizar números de dos cifras o más, de forma que el jugador ejecuta el primer número, vuelve al centro, y ejecuta el segundo

-          En vez de decir números con la voz, marcarlos con la mano, para que el estímulo sea visual

-          Otra posibilidad para el estímulo visual, y con mayor transferencia, es que el técnico se desplace hacia los lados o delante-detrás, de forma que el jugador tiene que reaccionar en función del movimiento del entrenador

-          Utilizar sumas y restas (señal auditiva o visual) de forma que el jugador tiene que realizar una pequeña operación mental y reaccionar en función de la misma

 

Como podemos observar, en esta tarea se incluyen numerosos cambios de dirección, similares a los que se pueden presentar en el baloncesto, y estímulos auditivos y visuales que obligan al jugador a pensar, reaccionar y ejecutar el movimiento, no simplemente realizar éste de forma planeada y sin ninguna implicación de la mente.

 

“AGILITY LADDER”

 

Agility ladder (3)Agility ladder (2)

Proponemos una segunda tarea parecida a la anterior, esta vez más centrada en la coordinación. Numeramos los cuadrados de la escalera y el jugador tiene que entrar desde fuera al cuadrado indicado y realizar el movimiento indicado por el técnico (por ejemplo, doble apoyo alterno) hasta el final de la escalera, por cualquiera de los dos lados.

 

Variantes para aumentar la complejidad

-          Mismas variantes que en la anterior

-          Al decir números de dos cifras, el jugador entra a la escalera por el primer número y la abandona por el segundo

 

“CUATRO ESQUINAS” 8

 

 

El siguiente ejercicio presenta una mayor complejidad que los anteriores. Dispuestos cuatro jugadores, se coloca cada uno en un cono. A la señal del técnico, tienen que ir a tocar los cuatro conos, sin poder repetir cono, sin poder acudir a un cono al que se dirija otro compañero, y volviendo siempre al centro de la estrella. La alta complejidad en este ejercicio radica en que los jugadores no sólo tienen que preocuparse del cono que eligen, sino del resto de jugadores que también se juntan con él en el centro. De esta forma, combinamos los cambios de dirección con reacciones frente a movimientos del resto de jugadores (contrarios) y no podemos planear el cono hacia donde nos dirigimos porque no sólo depende de nuestra decisión. Así, integramos en una misma tarea cambios de dirección, desplazamientos, velocidad de reacción y escaneo visual frente al oponente, y ajustes de postura inesperados. Incluso, choques fortuitos con el resto de jugadores, los cuales entrenan al jugador a resistir la fatiga en bloqueos, rebotes, etc. Es decir, un entrenamiento muy cercano a lo específico de la competición.

 

Variantes para aumentar la complejidad

-          Incluir más de cuatro jugadores por ejercicio, de forma que tienen la posibilidad de acudir a algún cono hacia el que se dirija algún compañero

-          Si los jugadores presentan algún tipo de “miedo” por la posibilidad de los golpes, se puede hacer una repetición de prueba de forma que todos giran al cono situado inmediatamente a la derecha

 

Como podemos observar, el entrenamiento de la agilidad debe incluir, por una parte el componente físico de la capacidad (técnica, velocidad lineal, potencia y fuerza reactiva), y por la otra, el elemento cognitivo (escaneo visual, anticipación, reconocimiento de movimientos del oponente a nivel individual y sistemas de juego del contrario). Si queremos en nuestros entrenamientos de preparación física intentar anticipar las situaciones a las que nos vamos a enfrentar en competición, para prevenir lesiones y aumentar el rendimiento en el juego, debemos entrenar de la forma más específica posible, y eso nos “obliga” a integrar ambos componentes en el entrenamiento de la agilidad, como en las tareas propuestas en el artículo. De esta forma, nuestros jugadores conseguirán mejorar en una de las capacidades más importantes para el baloncestista de hoy en día: la agilidad.

 

* A lo largo del artículo, por motivos prácticos, se utiliza el masculino genérico para aludir tanto al género masculino como al femenino, ya que, poseen la misma capacidad para ser entrenados, y la teoría y tareas prácticas expuestas son igualmente aplicables para ambos.

 

REFERENCIAS

 

  1. Young, W. B., James, R., & Montgomery, I. (2002). Is muscle power related to running speed with changes of direction? J Sports Med Phys Fitness, 42(3), 282-288.
  2. Sheppard, J. M., & Young, W. B. (2006). Agility literature review: classifications, training and testing. J Sports Sci, 24(9), 919-932.
  3. Besier, T. F., Lloyd, D. G., Ackland, T. R., & Cochrane, J. L. (2001). Anticipatory effects on knee joint loading during running and cutting maneuvers. Med Sci Sports Exerc, 33(7), 1176-1181.
  4. Besier, T. F., Lloyd, D. G., Cochrane, J. L., & Ackland, T. R. (2001). External loading of the knee joint during running and cutting maneuvers. Med Sci Sports Exerc, 33(7), 1168-1175.
  5. Gabbett, T. J., Kelly, J. N., & Sheppard, J. M. (2008). Speed, change of direction speed, and reactive agility of rugby league players. J Strength Cond Res, 22(1), 174-181.
  6. Lockie, R. G., Jeffriess, M. D., McGann, T. S., Callaghan, S. J., & Schultz, A. B. (2013). Planned and reactive agility performance in semi-professional and amateur basketball players. Int J Sports Physiol Perform, 1-20.
  7. ¿Qué es Basketball InteliGym? http://www.bball4real.com/tienda/que-es-basketball-inteligym/

[2014/02/11]

  1. Tous Fajardo, J. (2013). Apuntes del Master de Alto Rendimiento en Deportes Colectivos. Barcelona: sin publicar.

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Comment

 

— required *

— required *