Videos y fundamentos de baloncesto

EL TIRO LIBRE

El tiro libre es fundamental para ganar partidos. Solo hay que darse cuenta de los tiros libres que falla el equipo en partidos que se deciden por 3 puntos o menos, y/o cuántos partidos se deciden por pocos puntos a lo largo de una temporada. ¿Cuántos de estos partidos se podrían haber ganado mejorando un 10% o un 15% el acierto desde la línea? Los entrenadores tienen claro que en los minutos finales quieren en pista a los mejores tiradores de libres si no quieren que el partido se escape por ahí. Por otro lado, si un equipo tiene un mal tirador de libres en los minutos finales en cancha la estrategia de la defensa puede ser simplemente hacer falta a ese jugador, de manera que es importante tener claro estas dos cosas.

- Malos porcentajes de equipo cuestan varios partidos en la temporada.

- Malos porcentajes individuales dejarán al jugador sentado en el banquillo los minutos finales (o los minutos donde hay que aprovechar el bonus de faltas).

LLegados a este punto, interesa saber por qué se fallan tiros libres. Considero importante cuestionar el discurso extendido de que un tiro libre es fácil porque estás solo sin defensores y tienes mucho tiempo para pensarlo. Esto es cierto si estas variables funcionan a tu favor pero para la mayoría de los jugadores no es así. Para jugadores por debajo del 75% – 80% de acierto, precisamente la falta de defensores y el tiempo, es lo que le hacen tan difícil el tiro libre. El excesivo tiempo y la ausencia de defensores pueden suponer más presión y más distracciones, tanto del entorno como propias. Sin embargo, tiene una ventaja, si entrenas los tiros libres correctamente deberían ser siempre casi copias unos de otros. Minimizar estos efectos es algo que no se suele entrenar y que considero de vital importancia. Desglosemos los elementos que con entrenamiento pueden llevar a un jugador, cualquier jugador, a rozar el 90% en tiros libres.

1. La mecánica. Trabajar la memoria muscular es absolutamente clave en el tiro libre. La mecánica de tiro tiene muchos detalles que son susceptibles de corregir y que cuanto mejor se dominen  más eficacia y confianza se logrará. Los más comunes son:

- Pies y hombros tienen que apuntar y enfocar el aro. Si los pies y los hombros están torcidos el tiro se desviará.

- Rodillas flexionadas. Ni demasiado dobladas ni demasiado poco. Una buena referencia es que te puedas tocar las rodillas con las puntas de los dedos.

-  Muñeca preparada en 90 grados, biceps perpendicular con el suelo y antebrazo paralelo al suelo, mano guía a lado del balón.

- Encontrar la línea de tiro y empezar el tiro desde ahí.

- Encuentra el agarre que te resulte más cómodo y siempre usa el mismo.

- Realizar el tiro en un solo movimiento fluido.

- Acabar el tiro con el total control y equilibrio de tu cuerpo usando exactamente el mismo impulso final con los dos tobillos.

- Acaba con ambas manos extendidas, los dedos apuntando al aro, por encima del cuadrado del tablero. La extensión el codo debe ir hacia tu cabeza (te garantiza mejor arco que si no lo haces así).

- Mantén la mano de tiro extendida haciendo el seguimiento al balón hasta que el balón toque el suelo. Un estudio realizado con 300 equipos de diferentes ligas demostró que los tiros donde el jugador hacía el seguimiento al balón entraban en un 80%, mientras que, en caso contrario,  entraban tan solo en un 40%.

2. El alineamiento. Muchos tiros libres aparentemente bien tirados se fallan por un error de alineamiento. El alineamiento no es otra cosa que conectar tu línea de tiro con el balón y con el aro. Dará consistencia a tu tiro libre y puede corregir otros errores como falta de correcto arco o tiros que se quedan ligeramente cortos. El correcto alineamiento, por tanto, es un factor importante.

3. La concentración. La concentración en los tiros libres empieza en el momento de recibir la falta, consiste en eliminar distracciones, relajar tu cuerpo, recuperar pulsaciones y ganar confianza repitiéndote consignas positivas y eliminando cualquier frase negativa. Mira el aro con suficiente antelación y visualiza el balón entrando.

Un ritual simple y siempre el mismo te ayuda a ganar confianza, relajación, te aleja de distracciones y te ayuda a desarrollar la correcta mecánica. Controla  tus pensamientos; algunos jugadores tienen una voz interior durante la temporada y antes del tiro que les hacen dudar y perder confianza. El jugador tiene que saber que tiene el control sobre esta voz interior y la total capacidad para dominarla.

4. La secuencia de la respiración. Inhala y exhala antes del tiro buscando relajación y concentración y no lo hagas  durante el tiro.

 

JAVIER HUERTAS @BBALL4REAL1

1 Comment

  1. RENE ANTONIO MONTALVO GARCIA dice:

    cuanta alegria y tristeza dsde esa linea,pero todo se resume a la actitud del jugador , si el no se visualiza ganando o perdiendo es su desicion— mi frase es no retes a la linea del fabol

Leave a Comment

 

— required *

— required *